CUCHILLERIA TRADICIONAL, DEPORTIVA, DE SUPERVIVENCIA Y COLECCIÓN. CORTACAÑAS Y MACHETES, MULTIUSOS, ESPADAS Y SABLES, KATANAS
Definición e Historia:
El origen de la cuchillería de Albacete se sitúa en el siglo XV, cuando fue heredada de los musulmanes. Del siglo XVI se conservan los ejemplares más antiguos, unas pinzas realizadas en 1573 por el maestro Torres y unas tijeras de la colección Rico y Sinobas. En el siglo XVII Albacete ya contaba con una destacada manufactura de cuchillos, puñales, navajas y tijeras.
La Feria Nacional de Cuchillería de 1965 y las siguientes impulsaron la cuchillería de la ciudad y esta buscó nuevos mercados. En 1971, había 100 talleres que trabajaban bajo la colaboración y la batuta de las cinco fábricas más importantes. En 1975 el sector cuchillero empleaba a 500 personas. Las fábricas se expandieron con una producción de más de 5.500.000 piezas, de las que una pequeña parte se vendía al extranjero.
En 1981, la nueva legislación frena la producción. A partir de ahí, el sector se moderniza, lo que provoca que la producción se centre en las grandes fábricas, que producen en serie navajas, cuchillos o cuberterías, y los talleres comienzan a desaparecer, pese a que en ellos la producción era artesanal, lo que daba prestigio artístico a la cuchillería de Albacete. En 1981 le ley prohibió varios tipos de navajas. Sin embargo, el sector se repuso del golpe gracias a su constante trabajo y a su creatividad.
En 2006 había 70 empresas con más de 2.000 trabajadores y una producción anual de más de 60 millones de euros, sin tener en cuenta la industria auxiliar. Una gran parte de la producción se exporta a todo el mundo. La pieza artesana es muy valorada y tiene un gran mercado en España.